143 mil viviendas en Nueva York avaluadas en $98 000 millones estarán en riesgo de inundación por mareas altas

Cerca de $2000 millones en impuesto predial anual también corren riesgo

WASHINGTON (18 de junio, 2018)—Se proyecta que el aumento acelerado del nivel del mar, impulsado primordialmente por el cambio climático, empeorará las inundaciones causadas por mareas en los Estados Unidos. De acuerdo con un informe de la Union of Concerned Scientists (UCS) publicado hoy, en los próximos 30 años (la duración promedio de una hipoteca) estarán en riesgo de inundaciones hasta 311 000 viviendas de las costas de los 48 estados contiguos, con un valor conjunto en el mercado de $117 500 millones de dólares de hoy día. Aproximadamente 14 000 propiedades costeras comerciales, con un valor estimado de cerca de $18 500 millones de dólares también estarán en riesgo durante este lapso de tiempo. Para finales de siglo, 2 400 000 viviendas y 107 000 propiedades comerciales que actualmente valen conjuntamente más de $1 billón de dólares estarán en riesgo, con los inmuebles de la costa de Nueva York entre los más expuestos. 

El análisis combina los datos de propiedades de la compañía inmobiliaria en línea Zillow con una metodología desarrollada por expertos de UCS para evaluar áreas en riesgo de inundaciones frecuentes. Usando tres escenarios de aumento del nivel del mar desarrollados por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) adaptados específicamente a las diferentes áreas costeras, UCS determinó cuántas propiedades residenciales y comerciales a lo largo de toda la línea costera de los 48 estados contiguos de los Estados Unidos están en riesgo de inundación crónica por mareas altas, es decir que se inundarían un promedio de 26 veces al año o más (o el equivalente a una vez cada dos semanas) en las próximas décadas, aún sin tormentas mayores. Los resultados principales del reporte provienen del escenario alto de aumento del nivel del mar, un enfoque conservador del riesgo estimado para viviendas, que frecuentemente son el único y más grande patrimonio de sus dueños. Este escenario proyecta un promedio de 1.9 pies de elevación del nivel del mar en Nueva York en el año 2045 y de 7 pies en el 2100. El análisis también proyecta cuantas propiedades pueden evitar dichas inundaciones si el aumento del nivel del mar se estabiliza a través del logro de los objetivos de temperatura a largo plazo del Acuerdo de París, y si se limita la pérdida del hielo en los polos. 

Los resultados de Nueva York nos dan qué pensar.  El análisis encuentra que sin medidas adicionales para adaptarse al aumento del nivel del mar:

Nueva York se encuentra en el tercer lugar de la nación con más viviendas en riesgo para finales de siglo. Para el 2045, se proyecta que cerca de 15 500 de todas las propiedades residenciales de hoy día, actualmente hogar de 42 000 personas, experimentarán inundaciones crónicas, con la mayoría de las viviendas localizadas en las áreas de Hempstead, Babylon y Queens en Long Island. Para el año 2100, el número total de las residencias bajo riesgo salta a alrededor de 143 000, las cuales hoy día alojan a más de 366 000 personas.

Las propiedades de Nueva York en camino a enfrentarse con inundaciones crónicas en las próximas décadas actualmente están avaluadas conjuntamente en miles de millones. Para el 2045, basándonos en los valores actuales, $8500 millones en propiedades residenciales estarán en riesgo de inundaciones crónicas. Las viviendas que enfrentarán estas inundaciones a finales de siglo valen conjuntamente hoy día alrededor de $98 000 millones. 

Las viviendas en riesgo en el 2045 actualmente aportan alrededor de $170 000 000 de ingresos de impuesto predial anual. Las viviendas en riesgo para el 2100 actualmente contribuyen colectivamente con casi $2000 millones de ingresos de impuesto predial anual.

Algunas comunidades de Nueva York que enfrentarán riesgo significativo en los próximos 30 años son el hogar de comunidades que podrían estar en desventaja inherente de prevenir o recuperarse de inundaciones crónicas debido a desigualdades sociales y económicas persistentes. En Queens, una comunidad que tiene porcentajes de afroamericanos y latinos por encima del promedio, hay más de 2700 viviendas en riesgo para el 2045.

Para finales de siglo, Nueva York se encuentra en el tercer lugar de la nación con mayor número de propiedades comerciales en riesgo. Para el 2045, más de 500 propiedades comerciales valuadas actualmente en $50 millones, experimentarán inundaciones crónicas. En el 2100, este número saltará a más de 9000 propiedades, valuadas hoy en aproximadamente $6000 millones.

Si las naciones se adhieren a la meta primaria del Acuerdo de París, limitando el calentamiento por debajo de 2 grados centígrados y limitando la pérdida de hielo terrestre, se evitaría que cerca del 89 por ciento de las viviendas de Nueva York en riesgo se inundaran crónicamente para finales de siglo, y consecuentemente se salvaguardaría la gran mayoría del valor de las propiedades y de los ingresos de impuesto predial anual.

Una vez que las percepciones de riesgo del mercado se equiparen con la realidad, la potencial depreciación de las propiedades costeras de Nueva York podría tener repercusiones en toda la economía (afectando bancos, aseguradoras, inversionistas y constructoras) desencadenando potencialmente una crisis del mercado inmobiliario regional. Los propietarios de viviendas que se hayan inundado crónicamente pueden encontrarse con hipotecas que excedan el valor de sus viviendas o bien ante un abrupto aumento de las primas de seguro, y pueden acabar incumpliendo sus préstamos. Las entidades financieras que tengan un gran número de estas hipotecas riesgosas podrían perder dinero o incluso volverse insolventes, especialmente los bancos pequeños concentrados en áreas expuestas a alto riesgo de inundaciones. Los inversores de compañías inmobiliarias costeras y los constructores pueden experimentar pérdidas financieras similares en algunas áreas costeras. 

Actualmente hay muchos reglamentos federales, estatales y locales que, aunque originalmente fueron bien intencionados, ocultan riesgos y crean incentivos que refuerzan la situación actual o bien ponen en riesgo a más gente y más propiedades. La tendencia del mercado hacia la toma de decisiones a corto plazo y a la obtención de ganancias también pueden perpetuar la selección de desarrollos e inversiones arriesgadas. Estas políticas e incentivos defectuosos incluyen información incompleta y obsoleta del riesgo de inundaciones, seguros subsidiados, zonificación y códigos de construcción tolerantes, incentivos para construir y reconstruir de manera habitual, y clasificaciones crediticias incompletas. Identificar y mejorar las políticas y estímulos de mercado de urbanización costera en riesgo es necesario para proteger a las comunidades y para encausar a Nueva York y a la nación hacia una mayor resiliencia. Algunas comunidades costeras de Nueva York también tendrán que considerar el traslado hacia áreas más altas, dada su alta exposición a inundaciones en las próximas décadas. Las políticas y los recursos se deben dirigir de un modo equitativo para crear opciones viables para los residentes de estas comunidades de alto riesgo

También se están tomando decisiones en la corte. De hecho, la Ciudad de Nueva York está demandando a algunas de las más grandes corporaciones petroleras y responsabilizándolas por daños relacionados con el cambio climático que ya han estado ocurriendo y que ocurrirán en el futuro. Mientras que en otros estados están surgiendo demandas similares, el caso de Nueva York es único porque ya han establecido los fondos que se necesitan, $20 000 millones, para prepararse mejor para el futuro cambio climático y los impactos del clima extremo. 

Para ver el informe completo en PDF (en inglés) haga clic aquí

Para ver información en español haga clic aquí

Para ver los cuadros con los datos acerca de las propiedades crónicamente inundadas, por estado, por comunidad y por código postal (en inglés). 

Para usar la herramienta de mapeo interactivo, haga clic aquí. El mapa le permite conocer más acerca del impacto de la inundación crónica en propiedades, gente, avalúos de las viviendas y la base de impuestos en comunidades o códigos postales específicos. Los mapas se aprecian con más detalle cuando los amplifica. También puede hacer clic sobre una comunidad específica para conocer más detalles. 

Para consultar otros materiales, incluyendo nuestro documento de metodología, una compilación de entrevistas con otros expertos sobre este tema y materiales en inglés, haga clic aquí. 

Cláusula de divulgación: Los datos fueron proporcionados por terceros a través de Zillow Transaction and Assessment Dataset (ZTRAX). Para más información sobre cómo tener acceso a los datos consulte http://www.zillow.com/ztrax. 

Limitación de responsabilidad: Los resultados y opiniones presentados en este informe son de la Union of Concerned Scientists y no reflejan la posición de Zillow Group. Para ver la limitación de responsabilidad complete vaya a es.ucsusa.org/bajo-agua.