Directriz de la EPA aumenta riesgos a la salud con más aire tóxico (2018)

Nuestros mapas muestran las instalaciones industriales que reducirán controles

La Ley de Aire Limpio tiene una larga trayectoria protegiendo a la población de los Estados Unidos de la contaminación atmosférica y sus dañinos impactos a la salud.  Scott Pruitt, director de la Agencia de Protección Ambiental (EPA), emitió una directriz que elimina estas protecciones y amenaza nuestra salud.

Posible aumento de emisiones tóxicas por distrito electoral

Al principio de este año, Pruitt eliminó un componente clave de las protecciones de calidad de aire de la EPA: la política conocida como “once in, always in” (abreviada "OIAI", y que traduce una vez presente, siempre presente). Dicho cambio le permitirá a las instalaciones industriales altamente contaminantes, como las fundiciones metalúrgicas e instalaciones petroquímicas, descontinuar el uso de tecnologías para controlar la contaminación tóxica que emiten al aire. 

Muchas comunidades en todo el país podrían verse expuestas a más contaminantes peligrosos en sus propios vecindarios. Más adelante incluimos una lista de lugares donde el aire podría volverse dañino bajo la nueva política de Pruitt.

Pruitt da marcha atrás a las protecciones a la salud pública de la contaminación del aire

En 1995, la EPA creó la política de "OIAI" para eliminar un vacío legal en la regulación de emisiones de (hazardous air pollutants, HAPs en inglés). La EPA regula unos 187 HAPs, como por ejemplo el benzeno, formaldehído, y acroleína, muchos de los cuales están ligados al cáncer, a enfermedades respiratorias, y a otros peligrosos impactos a la salud (ver Tabla 1).

“OIAI” significa que una vez una instalación industrial ha sido catalogada como fuente emisora de altas concentraciones de HAPs, esta instalación debe utilizar para siempre los más efectivos mecanismos existentes para limitar las emisiones, llamados Maximum Available Control Technologies (MACT). Las instalaciones industriales deben implementar MACT si emiten en exceso de 10 toneladas por año de un solo contaminante o 25 toneladas por año de cualquier combinación de contaminantes de esta lista y que son los más dañinos para la salud.

El uso de MACT ha sido muy eficaz. Según nuestras estimaciones, en 2014 el setenta por ciento de las instalaciones industriales que usan MACT emitieron no más de 10 ó 25 toneladas por año.  Pero el 25 de enero de 2018, la EPA eliminó la política de “once in, always in", abriendo el camino para que las instalaciones industriales que emiten altos niveles de HAP puedan ser reclasificadas, si pueden demostrar que emitirán cantidades de contaminantes tóxicos por debajo del umbral.

Es importante señalar que el hecho que las emisiones de HAP de una instalación industrial caigan por debajo del umbral establecido, no implica que se haya logrado un nivel salubre de emisiones. La EPA ha declarado que los contaminantes regulados con MACT son peligrosos aún cuando sus concentraciones sean bajas. Los umbrales se utilizan para separar a las fuentes de mayores niveles de emisiones de otras fuentes con niveles menores, y que la EPA clasifica como "fuentes de área".

Aunque las fuentes de área también deben cumplir con normas que regulan sus contaminantes, no son reguladas ni inspeccionadas tan estrictamente como lo son las fuentes con mayores emisiones de HAP.  Debido a que las fuentes de área no están obligadas a usar MACT, la reducción en sus contaminantes no es tan eficiente.  Por esta razón, la contaminación del aire podría incrementar en las instalaciones industriales que reclasifiquen como fuentes de área.

Más aún, la obligación de monitorear e informar sobre los contaminantes tóxicos es menos rigurosa para las fuentes de área. Si las emisiones aumentan más allá del umbral entonces ¿cómo pueden la EPA y la población estar informadas del aumento de las emisiones de contaminantes de una fuente de área?  De ocurrir tal situación, ¿cuándo deberían ser tales fuentes reclasificadas y hacer uso de MACT?

La nueva política de la EPA no dice nada ante estas preguntas. Como resultado, tanto la población como la EPA se encuentran desinformados sobre el tema. Sin el cumplimiento de las protecciones a nuestro ambiente y salud, la contaminación podría aumentar y exponer innecesariamente a la población a altas cantidades de contaminantes tóxicos en el aire.

Los contaminantes tóxicos del aire son dañinos para nuestra salud

La inhalación de contaminantes tóxicos, así como entrar en contacto con ellos por otras vías pueden afectar gravemente la salud. El aumento en las emisiones de estos contaminantes pondrá en riesgo a más personas, en especial a trabajadores y comunidades que viven cerca de las instalaciones industriales.

  • El cloro y el ácido hidroclorídrico, por ejemplo, pueden inflamar los pulmones y las vías respiratorias.  En Carolina del Sur en 2005, el descarrilamiento de un tren industrial resultó en exposición grave al cloro, resultando en la muerte y hospitalización de decenas de personas.
  • El estireno—otro contaminante atmosférico tóxico—es un solvente utilizado con frecuencia en la elaboración de plásticos y hule sintético. El contacto con estireno en el lugar de trabajo está ligado a trastornos degenerativos como la esclerosis múltple y otras enfermedas similares a la Enfermedad de Parkinson.
  • El benzeno—componente usado en la elaboración de colorantes, plásticos, detergentes, y pesticidas—causa leucemia y otros tipos de cáncer en la sangre.
  • El naftaleno puede irritar la piel; sin embargo, el respirar o ingerir grandes cantidades del contaminante puede resultar en la ruptura de los glóbulos rojos.
     

Según nuestras estimaciones, estas sustancias y muchas otras están entre las diez más peligrosas por volumen y nivel de toxicidad emitidas por instalaciones industriales en los Estados Unidos.

Tabla 1: Lista de los Diez Contaminantes emitidos más peligrosos, por volumen y nivel de toxicidad en 2014.

Contaminante tóxico del aireTotal emisiones 2014 (tpy)1Dósis de referencia(toxicidad)2
Cloro23251.50E-04
Ácido hidroclorhídrico380842.00E-02
Estireno80222.00E-02
Compuestos de Manganeso3145.00E-05
Xileno e Isómeros mezclados44661.00E-01
Benceno19103.00E-02
n-Hexano127437.00E-01
Naftaleno3983.00E-03
1-3-Butadieno2642.00E-03
Clorometano6449.00E-02

1 2014 National Emissions Inventory, el año de datos más reciente.

2 EPA. Health Effects Information Used In Cancer and Noncancer Risk Characterization for the 2005 National-Scale Assessment. La dosis de referencia es una estimación de la exposición por inhalación entre la población humana (incluyendo la población vulnerable) que es probable no resulte en efectos dañinos durante el curso de la vida. En otras palabras, la exposición a los contaminantes por encima de la dosis de referencia pudiera presentar riesgos a la salud humana. 

Las emisiones tóxicas aumentarán en muchos estados

La nueva directriz de Pruitt impactará a los estados de formas distintas. Algunos estados dependen exclusivamente de las normas federales de contaminantes tóxicos para proteger la calidad de su aire, mientras otros estados establecen sus propios umbrales. Algunos de los estados con normas propias permiten las emisiones de contaminantes dependiendo del caso, mientras otros han establecido normas más estrictas en general. 

Los estados que dependen de las protecciones de la EPA exclusivamente se verán más afectados que otros estados con la nueva directriz de Pruitt. Sin protecciones a nivel estatal, el cambio de la EPA permitirá que las instalaciones industriales en estos estados eliminen las tecnologías de control de emisiones y emitan más contaminantes tóxicos del aire. El aumento en las emisiones también podría ocurrir en estados que permiten emisiones tóxicas dependiendo del caso, o en estados que tienen sus propias normas, pero qué tanto aumentarán dependerá de las regulaciones de cada estado, las cuales diferencian umbrales dependiendo del contaminante y el tipo de fuente emisora (por ejemplo, lavasecos, plantas químicas, etc).

La nueva directriz de la EPA posiblemente aumentará las emisiones de contaminantes tóxicos del aire en muchos lugares de Estados Unidos. Estas son las posibles consecuencias para los estados:

  • Con las nuevas normas de la EPA, en al menos 21 estados aumentará la contaminación tóxica.
  • En Luisiana, el área del río Misisipi entre Baton Rouge y Nueva Orleans, y que es conocida como "el corredor del cáncer", contiene 42 instalaciones industriales que podrían aumentar sus emisiones.
  • En el área urbana de Nueva York-Newark, e incluyendo partes de Connecticut, las emisiones podrían aumentar en 26 de 28 instalaciones industriales.
  • 35 de 41 de instalaciones industriales en el área urbana de Chicago podrían aumentar sus emisiones.
  • 37 de 50 instalaciones industriales en Houston, TX podrían aumentar sus emisiones y afectar aún más a las comunidades afroamericanas y latinas de bajos recursos que viven en sus cercanías y que están expuestas a tóxicos petroquímicos.
  • Algunas ciudades podrían ver el aumento cumulativo de exposición a contaminantes tóxicos debido al agrupamiento de instalaciones industriales que aumentarían sus emisiones, y que se encuentran a 30 millas de distancia una de la otra.
    • 42 instalaciones dentro o cerca a Filadelfia, PA.
    • 15 instalaciones dentro o cerca a la región metropolitana de Mineapolis-St.Paul.
    • 14 instalaciones dentro o cerca a Louisville, KY.
    • 12 instalaciones dentro o cerca a Cinicinati, OH. 
    • 7 instalaciones dentro o cerca a Boston, MA.

La mayoría de las instalaciones industriales que usan MACT podrían aumentar en gran medida sus emisiones tras la eliminación de la política “once in, always in”. Cada punto en el mapa representa una instalación industrial que requiere el uso de MACT. El tamaño de cada punto indica la diferencia entre el nivel actual de emisiones de la instalación y el umbral de 25 toneladas por año que separa a las fuentes amplias de las fuentes de área.

¿Usted qué puede hacer?

Hay muchas maneras de expresar su preocupación sobre la posibilidad que las instalaciones industriales en su comunidad emitan contaminantes tóxicos del aire debido al debilitamiento de las protecciones existentes.

  • Si usted vive en un estado donde la contaminación tóxica del aire podría aumentar, presione a sus legisladores para que establezcan leyes estatales que protejan a su comunidad de estos contaminantes tóxicos. A continuación podrá encontrar algunas ideas para participar, y consejos para comunicarse con legisladores (enlace en inglés).  
  • Pida un cita en persona con su representante o miembros de su equipo y comparta su preocupación.
  • Organice o participe en reuniones, cabildos abiertos, y otros eventos comunitarios. Aproveche el marco de las elecciones del 2018 en donde ocurrirán muchos de estos tipo de eventos y pida compromiso con este tema. Encuentre cabildos abiertos en este enlace  o en la página de su representante, y utlice esta guía para organizar un evento comunitario (en inglés).    
  • Pregúntele a la agencia responsable de la calidad del aire en su estado sobre cómo los cambios en “once in, always in” podrían afectar a su área. Encuentre su agencia estatal en la página de la EPA.
  • Utilice los medios de comunicación para atraer la atención del público sobre el tema. Escriba cartas al editor, editioriales, o reúnase con periodistas locales y juntas editoriales y comparta su preocupación. Lea estos consejos sobre cómo hacerlo (en inglés).
  • Contacte directamente a la compañía que opera la instalación industrial en su comunidad y pídales que se comprometan a mantener su clasificación y a utilizar la tecnología MACT con todos sus requisitos. Vuelva a contactarlos si no le responden en el plazo de una semana y comparta las respuestas, o los silencios, con medios locales, representantes y su comunidad.
  • Dígale a Scott Pruitt, director de la EPA, que cumpla su mandato de proteger la salud pública y al medioambiente y revoque la nueva directriz.  
  • Envíele trinos en Twitter a Scott Pruitt, director de la EPA, y etiquete a sus representantes al congreso

¿Quiere recibir la información más reciente sobre los ataques federales a nuestra salud, seguridad y protecciones ambientales, y notificaciones personalizadas sobre cómo usted puede defender la ciencia? Si tiene un posgrado, puede unirse a la Red de Científicos y su iniciativa de vigilancia (en inglés). Si usted es un líder local, únase a nuestro grupo de Science Champions (en inglés).

 

Descargue los datos y métodos utilizados en este análisis >