Ciencia y Democracia

Centro para la Ciencia y la Democracia

Científicos comprometidos+un público informado=una democracia sólida

¿Qué está en juego?

El Centro para la Ciencia y la Democracia defiende a la ciencia de los ataques continuos de la administración Trump y del Congreso, y ayuda a científicos y comunidades a trabajar conjuntamente para encontrar soluciones a problemas comunes. 

Los Estados Unidos enfrenta retos enormes e intimidantes: desde mitigar y adaptarnos para el cambio climático hasta modernizar nuestra energía, nuestro transporte y nuestro sistema alimentario. 

La tarea hoy por hoy es más compleja dadas las crecientes y profundas fracturas sociales que amenazan la estabilidad de nuestra democracia. 

Nuestro sistema político es defectuoso y las soluciones a problemas urgentes llegan con dificultad. Los medios están tan polarizados que es difícil para el público distinguir verdades de falsedades, y encontrar la información adecuada para pedirle a nuestros líderes que rindan cuentas claras. 

Más aún, este sistema margina de la toma de decisiones a los afroamericanos, latinos, inmigrantes y otros grupos quienes sufren desproporcionadamente los impactos de problemas como el cambio climático y la contaminación. 

La alianza entre la ciencia y la democracia nos puede ayudar a salir de este embrollo. Los Estados Unidos fueron fundados bajo la convicción de que un público informado, armado con evidencia y razón, puede tomar decisiones que beneficien a todas las personas. A través de nuestra historia, la ciencia ha ayudado a que nuestra nación se mueva en dirección de esa meta, aunque falte mucho más por hacer. 

El Centro para la Ciencia y la Democracia defiende la ciencia: denuncia iniciativas contra la ciencia que han surgido desde la administración Trump y el Congreso; contribuye a fortalecer regulaciones ambientales, sanitarias y de salud pública usando la evidencia científica; trabaja para asegurar la integridad científica, y ayuda a los científicos que han sido blanco de ataques personales. 

Directriz de la EPA aumenta riesgos a la salud con más aire tóxico > 

El Centro para la Ciencia y la Democracia también empodera comunidades y científicos:  enfatiza el papel de la ciencia para resolver problemas críticos; derrota barreras de acceso público al conocimiento científico; ayuda a que la ciencia sea un instrumento de justicia social y equidad racial; y conecta a científicos y comunidades para que trabajen conjuntamente en encontrar soluciones a través de nuestra Science Network (la red de ciencia). 

Con todas estas líneas de trabajo el Centro por la Ciencia y la Democracia contribuye a fortalecer la alianza entre la ciencia y la democracia. Y hay muchas acciones con las cuales usted también puede ayudarnos. 

Comité directivo

El comité directivo del Centro para la Ciencia y la Democracia cuenta con la participación de distinguidos expertos en ciencia y política pública con una gran variedad de intereses y logros que brinda dirección estratégica para el trabajo del Centro. Conozca a nuestro comité directivo (en inglés) > 

Defender la ciencia

Hace más de una década, UCS trabaja para promover la integridad científica en el gobierno, para proteger a los científicos del acoso y otras formas de presión, para fortalecer regulaciones y protecciones basadas en evidencia científica, y para contener la desinformación. 

La administración Trump. Incluso antes de la posesión de Donald Trump, su elección de gabinete mandó claras señales que esta administración no sería amiga de la ciencia. El Centro para la Ciencia y la Democracia sigue de cerca a la administración Trump y al Congreso número 115, y moviliza el apoyo cívico para defender la ciencia en caso que sea disminuida o marginada en la toma de decisiones. Conozca más sobre la defensa de la ciencia durante la administración Trump (en inglés)>

Defendemos la integridad científica.  Los científicos que trabajan en el gobierno de los Estados Unidos han contribuido enormemente a nuestro país. Pero cuando la ciencia es censurada, distorsionada o manipulada para servir intereses privados, todos perdemos. 

Desde el 2004, UCS trabaja para sacar a la luz pública estos abusos y así fortalecer la integridad de la labor científica al interior del gobierno y así empoderar a los científicos para que continúen sus investigaciones sin sesgos ni presiones, para que comuniquen ampliamente sus hallazgos, y para que reporten fraudes y abusos. Hemos avanzado a pasos agigantados en esta labor, pero tenemos que hacer más para cimentar estos avances.  Conozca más sobre la promoción de la integridad científica (en inglés) > 

Promovemos derechos cívicos a partir de la evidencia científica. La ley de calidad del aire. La ley de calidad del agua. La ley de protección a especies amenazadas. Firmemente basadas en evidencia científica, estas y otras protecciones han hecho de Estados Unidos un buen lugar donde vivir. Pero en años recientes, algunos congresistas han adelantado esfuerzos para minar estas protecciones. Trabajamos para mantenerlas firmes.  Conozca más sobre la preservación de protecciones civiles basadas en evidencia científica (en inglés) > 

Protegemos a los científicos del acoso. Las campañas de desprestigio en contra de la ciencia usan trucos sucios: cuando no pueden refutar el mensaje, atacan al mensajero. Cuando la investigación científica incomoda a intereses políticos y comerciales, los científicos son quienes terminan recibiendo amenazas, e incluso defendiendo su trabajo y su intimidad en estrados judiciales. La ciencia independiente nos beneficia a todos, y todos perdemos cuando la atacan. El Centro provee consejería y apoyo a los científicos blanco de acosos. Conozca más sobre la protección de científicos frente al acoso (en inglés) > 

Combatimos la desinformación.  Es difícil escuchar la voz de la ciencia en la cacofonía de la desinformación promovida por intereses privados que dependen de engañar al público para generar ganancias.  Al mismo tiempo, las grandes corporaciones invierten en operaciones de lobby y en contribuciones a campañas políticas para comprar acceso e influencia a nuestros congresistas. Un panorama mediático polarizado junto con la influencia del dinero en la política ponen en riesgo nuestra salud y seguridad. El Centro ha respondido a estos ataques sacando a la luz la desinformación y exigiendo transparencia sobre el papel que juega el dinero en el gobierno. Conozca sobre la lucha contra la desinformación > 

Empoderar a científicos y comunidades

Soluciones basadas en ciencia para problemas críticos. El Centro no solo habla de ciencia y democracia sino que hace algo al respecto. A través de la investigación y del análisis, de entradas de blog, y trabajando de primera mano con científicos y personas comprometidas, ayudamos a diseñar soluciones basadas en la evidencia científica para problemas como el “fracking,” el acceso a comida saludable, la seguridad química y muchos otros. Conozca más sobre los temas que abordamos (en inglés) > 

Conectamos a científicos y comunidades. El Centro conecta a científicos que quieren marcar la diferencia con comunidades que necesitan de esta experticia para llenar vacíos de información. Trabajamos junto a los casi 17.000 expertos que conforman la UCS Science Network, desarrollamos manuales y otros recursos de información para el público, y reunimos a las diferentes partes interesadas en un determinado tema a través de nuestro Branscomb Forums para así fortalecer la alianza entre la ciencia y la democracia. Conozca más sobre la colaboración de científicos con comunidades (en inglés)> 

Promovemos el acceso público a la ciencia. Saber es poder. Cuando los individuos y las comunidades son negados el acceso a la ciencia, también se les niega la capacidad de autogestión y la participación en la toma de decisiones. Por esta razón, la transparencia, el acceso a la información, y el derecho público a saber son temas cruciales para la ciencia y la democracia. 

El Centro trabaja para que todas las personas tengan acceso a la información necesaria para tomar decisiones sobre temas críticos, y para que la ciencia sea usada para derrotar la inequidad racial que prevalece en nuestra sociedad. Conozca más sobre cómo promovemos el acceso público a la ciencia > 

Los foros Branscomb

Nombrados en honor del distinguido científico, servidor público y filántropo Lewis M. Branscomb, los foros Branscomb para la Ciencia y la Democracia reúnen a expertos, legisladores, periodistas, y personas interesadas en temas específicos a partir de un enfoque de ciencia y democracia. Los foros tocan temas como el “fracking”, la política alimentaria, y la respuesta a desastres naturales. Conozca más sobre los foros Branscomb (en inglés) >