Combatir el cambio climático: 10 consejos y soluciones para el día a día

CC0

Qué comer, dónde comprar, cómo llegar al trabajo son todas pequeñas decisiones personales que tomamos diariamente pero que colectivamente contribuyen al calentamiento global. 

En Estados Unidos producimos más emisiones de gases que atrapan calor por persona que la gran mayoría de países del mundo. Por ejemplo, las emisiones de dióxido de carbono resultantes del uso de combustible alcanzan casi las 16 toneladas por persona al año.

Si tratamos de visualizar la forma que tomaría todo este dióxido de carbono en forma sólida, estaríamos hablando de casi tres elefantes africanos, por persona, por año. Es decir, una familia de cuatro produce el equivalente a 12 elefantes de dióxido de carbono por año. 

Estados Unidos es un caso especial: cuadruplica las emisiones per capita de países con estándares de vida similares como Francia o Japón; esta comparación sugiere que es posible tomar decisiones en nuestra vida diaria que contribuyan a reducir las emisiones y a mitigar el calentamiento global, sin sacrificar la comodidad de la vida moderna. Es cuestión de escoger productos eficientes en el ahorro de energía y entender cuáles son las actividades diarias que más generan emisiones.

Y las decisiones personales que podemos tomar para combatir el cambio climático también ayudan a ahorrar dinero. 

Estas son diez ideas para combatir el cambio climático, y al mismo tiempo ayudar al bolsillo:

1. El automóvil que maneja: la decisión personal más importante en pro del planeta.

 

Cuando compre su próximo carro, escoja el más eficiente, es decir, el que consuma menor cantidad de combustible por cada milla recorrida. Cada galón de gasolina que usted consume representa 25 libras de gases que atrapan calor en la atmósfera. Manejar carros con menor consumo de gasolina por milla, o que funcionan sin usar gasolina (como los vehículos eléctricos), no solo ayuda a combatir el calentamiento global sino que también le ahorrará miles de dólares en gasolina durante la vida útil de su vehículo.  Por ejemplo, cambiar su carro de 20 millas/galón por uno que consuma 40 millas/galón le ahorrará 4.500 galones de gasolina durante la vida útil de su carro, o un poco más de $11.000 dólares, si usamos los precios de la gasolina de 2017.

2. Haga que su casa sea más hermética. 

CC0

 

Incluso en hogares con relativamente pocas filtraciones de aire, éstas son responsables de desperdiciar 15 a 25% del calor que genera nuestra calefacción, o en igual proporción del que nuestros hogares ganan durante el verano. Si usted paga $1.100 al año para calentar o refrescar su casa, usted podría estar perdiendo $275 dólares anuales. Saque ventaja de las auditorías de energía que ofrecen gratuitamente muchas compañías proveedoras de energía. Le ayudará a identificar y reducir las filtraciones de aire que más le cuestan.

3. Compre y USE un termostato programable. 

U.S. Air Force photo/Airman 1st Class Aubrey Robinson/Released

 

Esto puede reducir el 15% de las emisiones asociadas con calentar y refrescar su casa, y podría ahorrarle $180 al año. Durante el verano, es ideal programar el termostato a una temperatura de 78F (25°C) durante las horas que está en casa, y a 85F (29°C) cuando está fuera de ella.

4. Consuma menos carne, especialmente de res. 

 

Nuestra comida es responsable de gran parte de nuestras emisiones. Y reducir el consumo de carne, especialmente de res, le ayudará a reducir sus emisiones de manera significativa. Las emisiones asociadas a una libra de carne son 18 veces mayores a las emisiones asociadas a una libra de pasta. Una familia de cuatro que decida cortar su consumo de carne a la mitad podría evitar alrededor de tres toneladas de emisiones por año. Conozca más sobre los efectos del consumo de carne (en inglés).

5. Use multitomas con botón de apagado en su casa y oficina. 

 

Estas multitomas (también conocidos como multienchufe, zapatillas o regletas) le ayudarán a reducir las “cargas fantasma”, ahorrándole dinero en su cuenta de electricidad. Dejar su impresora láser prendida cuando no la usa le podría estar costando $130 al año. Conozca más sobre herramientas inteligentes para ahorrar energía (en inglés).

6. Reemplace su refrigerador y su aire acondicionado, especialmente si tienen más de 5 años. 

Jorge Royan CC-BY-SA 3.0 (wikimedia)

 

Los nuevos son  doblemente eficientes o más. En el caso de los refrigeradores, si son viejos, le sale más barato comprar uno nuevo que pagar la cuenta de electricidad; en tan solo tres años los ahorros en costos de energía de los nuevos refrigeradores podrían cubrir el valor total de lo que cuestan al momento de compra. Busque el sello “Energy Star” cuando compre su nuevo refrigerador o cualquier otro electrodoméstico, especialmente congeladores, calefacciones, aires acondicionados y calentadores de agua, que son los que más consumen energía. Estos productos puede que cuesten un poco más inicialmente, pero el ahorro de energía y de dinero puede cubrir el costo de la inversión inicial en tan solo en un par de años.

7. Compre un monitor de electricidad. 

Cjp24 CC-BY-2.0 (Wikimedia)

 

Identifique cuáles aparatos en su casa son los mayores "acaparadores de energía”, lo que le ahorrará cientos de dólares anualmente. Puede comprar un monitor de electricidad en cualquier ferretería o incluso posiblemente pedirlo prestado en su biblioteca pública local.

8. Cambie los bombillos.

CC0

 

Los bombillos LED alumbran lo mismo y consumen 85 por ciento menos electricidad. Esto podría representar más de $100 anualmente por familia.

9. Lave la ropa con agua fría.

© iStockphoto.com/fstop123

 

Queda igual de limpia con los detergentes de hoy en día. Pero lavar la ropa con agua caliente gasta cinco veces la cantidad de energía, y produce cinco veces más emisiones. Solo este cambio le podría ahorrar $100 al año. 

10. Compre menos cosas.

 

Reduzca, re-use y recicle. No es solo para reducir la contaminación. Esta estrategia reducirá sus emisiones y ayudará a combatir el calentamiento global. 
 

Y dos más… 

11. Dígale a sus representantes en el gobierno local y federal que le preocupa el calentamiento global.

 

Los representantes que elegimos, así como los empresarios, necesitan oír lo que la gente piensa. Únase a la red de acción de la Union of Concerned Scientists para asegurar que nuestros gobernantes obtengan información correcta y oportuna para tomar decisiones informadas para combatir el calentamiento global.  


12. Corra la voz. 


Si todas las personas en Estados Unidos redujeran el 20 por ciento de sus emisiones, podríamos cerrar una de cada tres plantas de carbón que hay en el país; sería un gran paso para combatir las peores consecuencias del cambio climático.

Recursos adicionales: 

¿Quiere ser parte de la revolución de energía solar? Nuestros expertos contestan sus preguntas. 

 

Section: