Ciencia para un planeta sano y más seguro

Historia y Logros

Historia

UCS fue fundada en 1969 por científicos del Massachusetts Institute of Technology. Durante ese año, mientras la guerra de Vietnam llegaba a uno de sus puntos más críticos, la contaminación del río Cuyahoga de Cleveland causó que se incendiara, trayendo consecuencias desastrosas para los habitantes y negocios de la zona.

Eventos del 4 marzo de 1969 en MIT en protesta a la guerra de Vietnam, y el mal uso de la ciencia en la toma de decisiones.

Consternados por el mal uso de la ciencia, los fundadores de UCS escribieron una declaración pidiéndole al gobierno que usara el conocimiento científico para solucionar los problemas ambientales y sociales más apremiantes, en vez de dedicarlo a desarrollar tecnología militar.

Seguimos siendo fieles a esta visión fundacional. A través de nuestra historia, UCS ha seguido el ejemplo de la comunidad científica: compartimos información, buscamos la verdad, y los resultados a los que llegamos con nuestras investigaciones son los que guían nuestras conclusiones.

Es una fórmula poderosa.

Al movilizar científicos y combinar sus voces con las de activistas, educadores, empresarios y otros ciudadanos comprometidos, UCS ha construido una reputación de imparcialidad y rigor científico, y ha alcanzado una número importante de logros.

Logros

Por casi medio siglo, UCS ha combinado el saber científico, la influencia de la comunidad científica y la pasión de personas comprometidas con construir un mundo sano y seguro. Estos son solo algunos de los resultados recientes más destacados alcanzados por esta poderosa alianza:

  • UCS juega un papel central en la aprobación de normas para regular las emisiones de vehículos y la eficiencia de combustible que reducirán a la mitad las emisiones de todos los automóviles y camiones ligeros para el 2025. Las reducciones totales equivaldrán a sacar de circulación 40 millones de carros.

  • UCS ayuda a convencer a California que requiera que para el 2030 al menos una tercera parte de su energía provenga de fuentes limpias y renovables, estableciendo un precedente importante para el resto de los estados.

  • Como resultado de años de producir análisis y abogar por la protección de las selvas húmedas tropicales, UCS contribuye a asegurar protecciones internacionales que previenen que al menos 300 millones de toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero terminen en la atmósfera. Este resultado equivale a cerrar las operaciones de 60 plantas de carbón, la fuente de energía más sucia.

  • Después de años de esfuerzos, UCS consigue que el congreso pase de manera unánime un proyecto de ley que otorga las protecciones especiales para denunciantes a científicos y otros funcionarios que denuncien la distorsión o supresión de la ciencia en el gobierno federal.

Logros en el último año

La administración actual ha creado un ambiente hostil para la ciencia y la toma de decisiones basadas en hechos científicos. Sin embargo, gracias al apoyo de personas como usted, en el último año UCS ha logrado: 

  • Bloquear la nominación para científico jefe de USDA de un presentador de radio sin credenciales científicas. 

  • Comprometer a la autoridad de transporte de Los Angeles a que para el 2030 adopte una flota de buses públicos sin emisiones. UCS apoyó la decisión aportando testimonios, análisis, abogacía y fortaleciendo alianzas con organizaciones locales. 

  • Preservar programas de monitoreo científico de la Tierra y del clima de NOAA y NASA. UCS llevó científicos y electores a las oficinas de senadores miembro del Comité de Asignaciones Presupuestales quienes votaron para preservar el presupuesto de las misiones de monitoreo de la Tierra de NASA y NOAA.   

  • ExxonMobil reportará por primera vez cómo el cambio climático afecta su balance, una decisión por la cual votaron sus accionistas.  UCS sostuvo varias reuniones previas a la junta de accionistas de ExxonMobil en Texas resaltando la urgencia de la acción climática. 

  • Aumento al presupuesto de investigación agrícola. UCS organizó reuniones entre investigadores de alimentos y miembros clave del congreso antes de que votaran el presupuesto. El resultado: dos programas recibieron un aumento combinado de más de 27 millones de dólares.