TBD
Lucy Nicholson/REUTERS

Transporte limpio

Nuestro sistema de transporte es anticuado y no funciona bien. Hay que cambiarlo.

Nuestro sistema de transporte es anticuado y no funciona bien. Hay que cambiarlo.

Lo que enfrentamos

Los autos y camiones devoradores de gasolina han definido la vida estadounidense durante más de cien años, y hemos pagado el precio. El sector del transporte es ahora una de las causas principales de muerte y enfermedad debido a la contaminación del aire, y recientemente se convirtió en la fuente número uno de contaminación causante del calentamiento global en Estados Unidos.

Si no hacemos nada, no sólo arriesgamos nuestra propia salud, sino la habitabilidad futura del planeta.

Afortunadamente, el cambio está en marcha. Estándares federales han hecho más eficientes los autos y camiones. Los vehículos eléctricos son cada vez más comunes. Y nuevas opciones de movilidad y tecnologías como los servicios de transporte y los vehículos autónomos pueden redefinir como nos movemos.

Pero el progreso no está garantizado, y se nos está acabando el tiempo. La mejor ciencia climática sugiere que nos queda hasta mediados del siglo para limpiar el sector de transporte de forma dramática. En ese plazo, debemos hacer una transición dejando de usar combustibles fósiles como la gasolina, mientras que desplegamos nuevas tecnologías que reduzcan la contaminación, aseguren acceso equitativo y apoyen nuestras metas climáticas.

Las decisiones que tomamos ahora vivirán con nosotros por generaciones. Usted puede ayudar.

Cómo trabajamos

Conozca más

Conoce a nuestros expertos

Recursos relacionados