¿Qué es la agricultura perdurable?

Las granjas estadounidenses están pasando por un momento de transformación. Durante medio siglo hemos producido la mayoría de nuestros alimentos mediante la agricultura industrial (un sistema dominado por grandes granjas que producen los mismos cultivos año tras año, y que utilizan enormes cantidades de pesticidas químicos y fertilizantes que dañan al suelo, contaminan el agua y contribuyen al calentamiento global). Este sistema no puede durar porque despilfarra y desgasta los mismos recursos de los cuales depende.

Sin embargo, hay un creciente número de agricultores innovadores quienes están cambiando el rumbo, asentándose sobre bases científicas sólidas. Su nueva meta es un sistema agrícola más perdurable y más justo. La viabilidad de este sistema no depende de la gran escala, sino que se presta para las granjas de todos los tamaños. Utiliza prácticas de vanguardia, fundamentadas sobre la ciencia de punta, para producir una amplia variedad de alimentos, fibras y combustibles adaptados a las condiciones locales y destinados para los mercados regionales. Tal sistema es capaz de aumentar la productividad y las ganancias a la vez reducir el daño ambiental.

Algunos partidarios de la agricultura industrial afirman que sus consecuencias negativas constituyen un precio necesario a pagar por la urgencia de “alimentar al mundo”. Pero, un creciente conjunto de evidencia científica ha desmentido esta aseveración, mostrando que es factible que un modelo más perdurable pueda ser igual de rentable sin comprometer su viabilidad a largo plazo.

Fundamentos de la agricultura perdurable (también conocida como sostenible)

Muy bien, ¿de modo que la agricultura perdurable es el futuro? ¿Qué significa esto precisamente?

En la agricultura, la perdurabilidad es un concepto complejo con muchos aspectos, incluyendo el económico (la granja perdurable debe ser un negocio rentable que contribuya a una economía fuerte), el social (debe ser justa con sus trabajadores y beneficiar a la comunidad) y el medioambiental.

La perdurabilidad medioambiental en la agricultura significa el buen manejo tanto de los sistemas naturales como de los recursos sobre los cuales dependen las granjas. Entre otras cosas, esto significa:

  • Generar y mantener un suelo saludable 
  • Manejar el agua responsablemente 
  • Minimizar la contaminación del aire y agua 
  • Promover la biodiversidad

En el campo de la ciencia, la agroecología es un campo de investigación dedicado a alcanzar estas metas, y estudia el manejo de las granjas como ecosistemas. Al trabajar con la naturaleza en vez de hacerlo en su contra, las granjas que se manejan usando los principios agroecológicos pueden evitar impactos dañinos sin sacrificar la productividad ni la rentabilidad.

¿Es lo mismo la producción perdurable que la orgánica?

Si bien la mayoría de personas en los Estados Unidos no ha oído hablar sobre las leguminosas, las rotaciones de cultivos, u otras características importantes de las granjas perdurables, cualquier persona que vaya al supermercado sabe lo que es la comida orgánica.

El movimiento de la agricultura orgánica, que data desde principios del siglo veinte, dictamina una serie de prácticas certificadas por el Departamento de Agricultura (United States Department of Agriculture, USDA). Las granjas que cumplan con las normas correspondientes pueden etiquetar sus productos con la marca “Organic USDA”, una designación que los consumidores cada vez buscan más.

Sin embargo, lo “orgánico” y lo “perdurable” no son sinónimos: las normas orgánicas actuales dan lugar a ciertas prácticas que no son óptimas desde el punto de vista de la perdurabilidad, y no todos los agricultores que se adhieren a los principios de perdurabilidad cumplen los requisitos para obtener la certificación orgánica de la USDA, ni optan por obtenerla. Sin embargo, las frutas y verduras orgánicas certificadas que usted encuentra en su supermercado son probablemente producidas más perdurablemente que sus contrapartes cultivadas de manera “convencional,” o sea industrialmente. Al final de cuentas, es difícil equivocarse cuando opta por la “etiqueta orgánica” al escoger sus abarrotes.

Prácticas de la agricultura perdurable

Tras una larga trayectoria de innovaciones científicas y de manejo agrícola, hemos identificado prácticas claves para la agricultura perdurable. Las más sobresalientes y constantes son las siguientes:

NRCS Oregon
Beth Hoinacki muestra un aspecto de su plan de rotación y cobertura de cultivos.

Rotación y diversificación de cultivos

El establecimiento de una serie de cultivos diversos puede traer muchos beneficios, como lo serían los suelos más sanos y menores problemas con las plagas. La diversificación de cultivos se puede lograr mediante la mezcla simultánea de cultivos dentro de una misma área, o por medio de rotaciones complejas de cultivos a lo largo de una secuencia de años.

Mark Liebig, ARS, USDA

Siembra de cultivos de cobertura

Los cultivos de cobertura, como lo son el trébol o la arveja vellosa, se siembran fuera de temporada cuando los suelos suelen estar más expuestos. Estos cultivos protegen y promueven la salud de los suelos porque previenen su erosión, controlan las malezas, y reducen la necesidad de los herbicidas.

USDA
La labranza de conservación ayuda a preservar la salud y biodiversidad del suelo.

Reducción y eliminación de rastreo del suelo antes de la siembra

El arado tradicional (rastreo) prepara el campo para la siembra y previene el establecimiento de las malezas, pero puede provocar una gran pérdida de suelo. Los métodos sin rastreo, o con rastreo reducido—los cuales permiten la siembra directa sin roturación del suelo—pueden reducir la erosión y mejorar la salud del suelo.

Aplicación de manejo integrado de plagas

Se pueden adoptar de manera sistemática una variedad de métodos que incluyen control mecánico y biológico para mantener bajo control a la población de plagas y enfermedades, a la vez que se minimiza el uso de pesticidas químicos.

USDA
Ganado en un campo de alfalfa.

Incorporación de la ganadería y los cultivos 

La agricultura industrial tiende a separar la producción de cultivos y ganado. El ganado se concentra en edificios en donde se les provee alimento formulado. Este sistema previene que las grandes cantidades de estiércol generado se puedan aprovechar como abono sobre las grandes extensiones de cultivos necesarias para suplir el alimento. De tal manera, se quebrantan los ciclos de recirculación y regeneración de nutrientes. La evidencia apunta a que serían mucho más eficientes y rentables las granjas en donde los cultivos y el ganado se produjeran de manera integrada.

Maren Barbee

Adopción de prácticas agroforestales 

Si los agricultores incorporaran árboles y otra vegetación perene en sus operaciones, podrían proporcionar sombra y cobijo para proteger cultivos, animales, suelos y recursos acuáticos; y al mismo tiempo potencialmente generar más ingresos.

Manejo de sistemas y superficies agrícolas 

Las granjas perdurables consideran que las áreas sin cultivar (o cultivadas menos intensivamente, como serían las franjas de pradera o zonas limítrofes), son parte integral de la granja. Estas son útiles por sus variadas funciones, como el control de la erosión, captura de nutrientes excedentes, y como hábitat biodiverso para polinizadores y demás organismos benéficos. Una característica clave que vincula muchas de estas prácticas es la diversificación. En la agricultura, los sistemas más perdurables y productivos son los más diversos y complejos, como lo es la misma naturaleza.

La ciencia de la agricultura perdurable

USDA

Los estudios científicos de punta demuestran que el manejo agroecológico puede lograr granjas tanto productivas como rentables. Por ejemplo, un estudio a largo plazo conducido por la Universidad Estatal de Iowa comprueba que los sistemas de rotación complejos pueden superar al monocultivo convencional, tanto en rendimiento como en rentabilidad.

De igual manera, el mejoramiento de cultivos adecuados para los sistemas agroecológicos es de primera importancia. Los agricultores que persiguen el manejo perdurable necesitan una amplia gama de variedades de cultivos adaptados para las condiciones y prácticas específicas de sus granjas. Los programas públicos de mejoramiento han ido desapareciendo en años recientes, restringiendo así la oferta de semilla al agricultor a tan solo esas variedades destinadas para las condiciones y necesidades de las granjas industriales.

Para apoyar a que los agricultores adopten las prácticas perdurables, es de vital importancia que continuemos apoyando la investigación agroecológica junto con su divulgación y capacitación para que de tal manera puedan los agricultores hacer uso efectivo de este conocimiento científico. Por nuestra parte, UCS ha coordinado una declaración firmada por más de 500 científicos y otros expertos, exigiendo que el departamento de agricultura aumente la inversión pública en la investigación agroecológica.

Nexos entre la agricultura perdurable y la política agrícola

Si bien la política agrícola de los Estados Unidos insiste en concentrar la mayoría de los recursos públicos para subvencionar la sobreproducción de maíz y de otros cultivos industriales, existen algunos cambios alentadores. La versión más reciente de la Ley Agrícola estadounidense ha aumentado su apoyo a la agricultura orgánica, permitiendo que los productores de fruta y hortaliza tengan derecho a los programas de seguros para sus cultivos y para incentivar que los agricultores adopten prácticas más perdurables.

Pero si deseamos que la agricultura perdurable sea la práctica estándar en el agro de los Estados Unidos, necesitamos avanzar más. UCS ha publicado una serie de informes que recomiendan varios giros en la política agrícola para fomentar la agricultura perdurable. Nuestra meta es transformar nuestro sistema alimentario, con el fin de proporcionar alimento saludable, asequible, justo y producido perdurablemente para todas las personas en los Estados Unidos. Si quiere apoyar este esfuerzo, acá puede revisar nuestras acciones recientes (en inglés).

Regrese a: Alimentos y agricultura >