La injusta exposición a la contaminación del aire por tráfico vehicular en California

Cuantificamos la exposición a la contaminación del aire por tráfico vehicular en California por grupo demográfico y encontramos que afroamericanos, latinos y asiáticos, así como las personas de bajos ingresos están mucho más expuestos que las comunidades blancas y afluentes.
Feb 2019

David Reichmuth

En inglés > 

Los californianos pertenecientes a comunidades latinas, afroamericanas y asiático-americanas, al igual que los de bajos ingresos, están mucho más expuestos a la contaminación del aire por tráfico vehicular que otros grupos demográficos en California. 

Para estos grupos la contaminación del aire es incontrovertible. Llevan décadas padeciendo los efectos peligrosos del este tipo de contaminación, como enfermedades coronarias y del pulmón, asma y muerte prematura, y trabajando para reducir la contaminación y proteger la salud de sus comunidades.   

Cuantificamos la exposición de estos grupos al material particulado proveniente del tráfico vehicular (PM2.5) y contrastamos estas cifras entre grupos demográficos. La contaminación proveniente de los puertos, la agricultura y el polvo también afecta a estas comunidades pero no fue parte de este análisis. 

    ¿Qué es el material particulado?

    Altas concentraciones de material particulado componen el humo negro cargado de hollín que sale por los exostos de los carros, especialmente de los de diésel. Estas partículas microscópicas pueden penetrar dentro de los pulmones, agravando problemas respiratorios y poniendo en riesgo el sistema inmune. El material particulado puede ser un contaminante primario o un contaminante secundario proveniente de hidrocarburos, óxidos de nitrógeno, y del dióxido de azufre. 

    Encontramos lo siguiente:

    • En promedio, los californianos afroamericanos están expuestos a contaminación por PM2.5 un 43 por ciento más alta que los californianos blancos. 
    • Los californianos latinos están expuestos, en promedio, a contaminación por PM2.5 un 39 por ciento más alta que los californianos blancos. 
    • Los hogares de bajos ingresos en el estado están ubicados en zonas con una contaminación por PM2.5 10 por ciento más alta que el promedio estatal. 
    • Los hogares con los más altos ingresos están ubicadas en zonas donde la contaminación por PM2.5 es 13 por ciento más baja que el promedio del estado. 
    • Los californianos que viven en hogares que no tienen vehículos particulares están expuestos a mayor contaminación porque tienden a estar ubicados en áreas rodeadas de tráfico vehicular.
     

    Explore los datos 

    Vea la exposición a la contaminación por tráfico vehicular de los grupos demográficos en diferentes partes del estado. Puede hacer zoom en el mapa para ver la contaminación a nivel de calle por zona censal, y puede hacer clic para ver los detalles demográficos de cada zona. 

    Descargue los datos > 

     

    Oportunidades para reducir los impactos nocivos del uso de vehículos

    Electrificación de vehículos: La electrificación de vehículos, tanto de los vehículos de pasajeros como los de carga, podría reducir considerablemente las emisiones. Los vehículos con batería eléctrica y los vehículos impulsados por celdas de hidrógeno, en particular, no producen emisiones de escape (sin embargo, hay cantidades menores de PM2.5 por el desgaste de los neumáticos y los frenos) y evitan por completo la necesidad de, y las emisiones asociadas con, el reabastecimiento de gasolina. La generación de electricidad y la producción de hidrógeno pueden producir emisiones; sin embargo, California tiene estándares tanto para el hidrógeno como para el transporte y la electricidad que limitarán las emisiones adicionales.

    Vehículos más eficientes: Los vehículos convencionales más eficientes y que producen menos emisiones también son importantes para reducir la contaminación del aire. Los vehículos de gasolina con mayor economía de combustible necesitan menos reabastecimiento de combustible, lo que reduce potencialmente la cantidad de compuestos orgánicos volátiles que se evaporan durante el reabastecimiento de combustible y por derrame. Y, las tecnologías de ahorro de combustible, como los sistemas de arranque y parada que reducen las emisiones cuando los vehículos están encendidos pero inactivos, también pueden contribuir a reducir los gases emitidos por el tubo de escape.

    Reducir las millas conducidas: Especialmente en áreas densamente pobladas es una estrategia potencial para reducir la contaminación del aire y mejorar la salud pública. Las decisiones sobre el uso de la tierra son importantes para reducir la necesidad de conducir vehículos, y las políticas que fomentan el uso del transporte público, caminar o andar en bicicleta en lugar del uso privado de vehículos de pasajeros podrían reducir la generación de PM2.5. Esto es especialmente cierto si las opciones de transporte son bajas en emisiones, como por ejemplo los trenes y autobuses eléctricos.

    Implementar acciones dirigidas a las poblaciones más vulnerables: Es importante destacar que los gobiernos estatales y locales deben tomar medidas específicas para reducir las emisiones en, y cerca de, los barrios que están densamente poblados, así como en comunidades donde viven personas de etnias históricamente marginadas y comunidades de bajos ingresos, que son las que actualmente están desproporcionadamente más expuestas a la contaminación provocada por automóviles y camiones. 

    Las acciones existentes, como el Proyecto de incentivos para vehículos limpios (CVRP, por sus siglas en inglés), las normas para vehículos con emisiones bajas y cero emisiones, las Estrategias para comunidades sostenibles, y el Plan de acción para el transporte sostenible de carga, ejemplifican los pasos que el estado ha tomado para reducir la contaminación del aire provocada por los vehículos. Los formuladores de políticas también han tomado acciones específicas dirigidas a reducir las cargas en las comunidades más afectadas, por ejemplo, estableciendo requisitos para que el gobierno invierta un porcentaje mínimo de los ingresos generados por el programa limitación y comercio de las emisiones (‘cap-and-trade program’) en comunidades afectadas por la contaminación. También se están implementando programas de incentivos para la adopción de vehículos sin emisiones, que brindan mayores incentivos financieros para hogares de bajos ingresos, como también programas para acelerar la descontinuación del uso de los vehículos más antiguos y que causan una mayor contaminación.